lunes, 17 de enero de 2011

siempre la verdad

Podes decir lo que sea, cualquier cosa. Lo que me digas, voy a saber que es cierto. Así que podes mirarme y decirme a tu modo que te gusto, que soy agradable de ver, o que tengo los ojos redondos: estoy segura de que así me ves, ni más, ni menos. Podes decir que te divierto, que te sorprendo, decime que te caliento, sin vueltas ni cursilerías. Lo tomo como un halago y te sigo besando. Decime inteligente, elegante, descargate en elogios, voy a a creer todos, y cada uno. Decime que me extrañás, que querés verme, decime que pesas en mi. Confío en que no tenes una razón para inventarlo.
Y si empezas a pensar en la posibilidad de que de apoco me estás queriendo... También decilo, y me voy.

(No se en que momento te saliste de mi valija y empezaste a formar parte de mi vida real)

2 comentarios:

  1. huidiza ud?

    Buen texto.
    Me le parezco.
    (no por lo de elegante, sinó por lo de creermelo todo. si si. confianza 100 por ciento)


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. huidiza solo de él. si me quiere puedo lastimarlo, y no quiero.
    confianza, en él, como pocos, no hay que confiar mucho en la gente.
    nada es lo que parece, vio?

    ResponderEliminar