martes, 22 de febrero de 2011

atando cabos

Primero me dijo: "No puedo creer que me hayas dado bola. Nunca pensé que me podía gustar una mina como vos. Somos muy diferentes!"
Y después: "No puedo creer que me hayas hecho esto. Te pasaste todo lo nuestro por las pelotas!"

Flaco tenias razón al principio: ¡No te di bola, no somos compatibles! ¿De que te sorprendes?
Y sobre todo, si fuiste "el otro", ¿que te hizo pensar que no iba a haber tercero?

Día filoso. Pónganse rodilleras.

lunes, 21 de febrero de 2011

En paz conmigo...

o por lo menos intentando.

Despedida pronosticada, de la gente pequeña.
Hasta luego, arco iris.
Embrague y freno a mi certeza.

Con la valija ordenada y pronta. Más ideas. Un poco más de ropa. Menos piedras, mamá!
Así si quiero gastar suelas. Así da gusto viajar.

miércoles, 16 de febrero de 2011

muy yo

no se en que momento, como fue, que me convertí en esto!
acá estoy, sentada, entre la compu  y la tele, ambos aparatejos en el comedor, por lo que conviven con una botella vacía y otra llena de agua, un vaso, lápices, una caja, la cámara y no quiero saber qué mas. demasiado que no están el plato y el individual! ah, no, hoy comí de la bandejita de la hamburguesa comprada, y no puse individual...
siiii!!! estoy tirada, viendo la tele mientras escribo este patético post! al igual que el resto del día! por suerte mi "snack" son duraznos y manzanas. ahora, cuando vuelva a lo chatarra, no hay vuelta atrás!!!
mientras tanto, mañana empiezo a estudiar... tal vez.

toc toc

No hago la mitad de lo que me propongo. 
Aún así hago cosas... hago las cosas que no pienso, no planeo, y hasta me niego a hacer, pero de todos modos lo hago. Hago cosas, a corto plazo. Hago cosas de las que me arrepiento. Hago cosas tontas, cosas distraídas. 

Voy, voy y voy, chocando, llevando, arrastrando todo lo que toco. 
Pero no se a donde me llevo todo. No se adonde voy. 

Se dónde quiero ir, pero no se si me quieran ahí. 

viernes, 11 de febrero de 2011

A quien corresponda:

No sé cómo pasó. Sólo sé que fue bastante sorprendente. De alguna forma la conexión fue inmediata. Una conexión inexplicable, dadas nuestras diferencias. ¿Música? No. ¿Deporte? Menos. ¿Algún otro tipo de actividad humana que tengamos en común y nos deslice por conversaciones interminables? Me parece que tampoco.
Definitivamente no vivíamos en el mismo mundo, ni hablábamos el mismo idioma, si sabés a lo que me refiero.
El asunto es que de alguna forma te empecé a entender. Nunca había conocido a alguien que pregunte tanto como yo -"¿Qué pasa?", -"¿Qué pensás?" en medio de un silencio. Y definitivamente nunca había entendido a alguien en tan pocas palabras. Lo cierto es que en esa sucesión de palabras desencadenadas, logré armar ideas. Y también es cierto que te pedía explicaciones solo para estar segura. O para no confiarme de haber entendido. Supongo que era cómodo no ser la más compleja, complicada, o analítica. Y me divertía desenredarte.
Todo se hacía más fácil por un simple hecho, algo que te podes negar a reconocer, pero sabés que es cierto: sos muy dulce, muy suave. Y esa suavidad acolchonada debe ser la que te permite decir cosas como -"Tenés olor a tierra" y que me ría. Debe ser la que amortigua frases como: -"Pensé que estabas para cualquiera". O quizás fue la situación, no se. Quiero creer que era porque decías la verdad, siempre la verdad.
Pero, honestamente, creo que entre tanta suavidad, se me enredaron tus ideas, y no pude saber lo que pensabas, o sentías, y no lo supe hasta que armaste la frase mas clara del mundo. Bueno, de tu mundo, lo que la ubica a un nivel de comprensión adecuado para mi.
Y no sabía. Y realmente lo siento muchísimo. Y desde ahí que intento algún tipo de explicación.
La verdad es esa. Es lo que tengo para dar. ¿No es mucho? Según como se mire.
Sigo siendo yo. La misma que lloraba en la cocina. Igualita.
No se como terminar esto.
Creo que sólo buscaba decirte que te pienso. Que te pienso como amigo.
Acolchoná eso.

martes, 8 de febrero de 2011

básicamente una mierda (III)

y todo ¿porqué? ¿porque tres posteos en menos de una hora? ahora te explico.
porque simplemente me cansé. me harté de querer ser, de querer cambiar, de luchar con lo que en definitiva soy. ok, soy una cagada, eso si quiero cambiarlo. quiero ser una persona mejor, quiero ser un poco mas hipócrita con la gente que no quiere escuchar la verdad, ser más amable con la gente que solo quiere ayudar, de verdad quiere dejar de discutir y reprochar, dejar de gritar, gruñir, chillar como una nena. quiero entender que el mundo no gira a mi alrededor, que no soy el centro de nada, que posiblemente mi ausencia no se note, quiero pensar en los demás, un poco por menos. quiero ser una persona mejor. quiero cambiar.

el problema es que en este cambio mío, se me dio por cambiar las partes equivocadas del sistema. pensé que me atropellaban, y en realidad caminaban conmigo.

asi que de todo lo que dije/escribí, que podía haber sido una única y laaaarga declaración, concluyo:
1-empiezo a ver lo que hice mal.
2-no se si fui peor, pero mínimo estamos a mano.
3-puedo mejorar.

he dicho

básicamente una mierda (II)

es gracioso ver, y recordar, los consejos que año tras año he dado a tanta gente bajo variadas circunstancias. claro está que las mas comunes si de amigas o compañeras se trata, son situaciones amorosas. y por supuesto que lo más práctico siempre fue ponerme a querer levantar ánimos. creo que nunca lo logré, pero desde esta perspectiva egocéntrica mía, no logre nunca entender que una persona necesite de otra para vivir. un millón de veces me vi en la necesidad de decirle a alguien: -"no jodas! buscate otro!"
si, vamos, todas lo hicimos alguna vez. claro, tampoco le vas a decir: -"bueno, ahora, eterna soltera mi querida!", es cierto, pero una cosa es DECIR que todo va a estar bien, eso lo hace todo el mundo por piedad con el doliente.
el asunto es que en los últimos veintitantos años yo estuve convencida de que era así. vaya una a saber si fue por comodidad, porque simplemente veía hombres por todos lados, o porque quería auto convencerme de que mi príncipe azul esperaba en alguna parte del mundo, para evitarme el sufrimiento del constante fracaso con los hombres. pero el caso es que estaba totalmente convencida. podía dispara a mansalva los -"de hombres está lleno", -"nadie es indispensable" y -"él se lo pierde...", porque estaba convencida de que todo funcionaba así. ni te me aparezcas con frases como -"él es mi vida", -"si no lo tengo me muero", o -"no quiero a otro lo quiero a él", porque simplemente te lapidaba con un eufórico -"no seas boluda, querés!". y si, mira si alguien va a ser indispensable, mira si alguien va a necesitar a alguien para respirar cada día, que disparate es ese?. no me vengan con que es el amor de su vida, lo ve hasta en la sopa, y no imagina un día sin él.

y acá estoy, como una pelotuda, a las dos y media de la mañana, totalmente segura de que no quiero a nadie más, solo a él; de que es mi vida, de que si no lo tengo me muero, de que es muy indispensable (por si indispensable a secas no lo dejara claro), que lo necesito para respirar cada día (al menos a ritmo normal), y no puedo imaginarme el resto de la vida sin él. no se como pude los últimos dos meses.
y me toca escuchar pelotudeces que no levantan el animo ni ayudan en lo mas mínimo, como que siga adelante, que de vuelta la hoja, y que todo se supera...

no saben nada! mierda!

básicamente una mierda (I)

que puedo decir? las cosas salen mal, y ante la negación de asumir responsabilidades, voy a a hacer lo que una minita hace: cargarle el peso a alguien más. así que no se puede esperar mucho de mi, porque:
mi madre dijo de mi, que era buena estudiante pero: "en la vida es un desastre". podría extenderme en este punto, preguntar ¿que significaría esto?, pero no, simplemente voy a decir que tenía razón. y la sigue teniendo.
tengo un padre competitivo. muy competitivo. así que mi relación con él, ha sido una carrera intelectual desde los 13 o 14. así como lo leen, el señor quiere demostrar su inteligencia comparándola con 30 años menos de vida.
mi hermano, que se puede decir de mi hermano? nada, es simplemente perfecto. amigos, novia, sale en el auto, facha, simpático, muy buena persona. a alguien así, le hacen la prueba de alcoholemia, le sale positivo, le retienen el auto a cambio de una cuantiosa suma de dinero y por supuesto, el permiso respectivo. a lo que el padre sugiere, simplemente volver a tramitarla en otro departamento.

hechémosle la culpa a ellos, porque es mas fácil, porque me complican la vida, porque simplemente soy lo que ellos me hicieron, porque soy yo y me circunstancia.

y mi circunstancia me hizo:
muy mala con la gente, terriblemente amarga, una amiga de las que aparecen cuando precisan algo, una de esas odiosas compañeras que no te quieren pasar nada en un parcial, una antipática.
la típica que todos miran y ya saben, es infumable. superior a todos, envidiosa en todos los niveles posibles: estético, intelectual, sentimental...
discuto por todo, odio perder, podes notar mi SPM si prestas atención porque soy un poco mas mala que el resto del mes. pretendo saber todo, doy consejos patéticos, o patética yo, que o tengo idea de lo que digo y la gente lo nota.
no acepto ayuda de nadie, pero odio que no me ayuden. me hago esperar, odio que me digan lo que tengo que hacer, nunca encuentro mi llave o el celular el minuto antes de salir.
cuando discuto, no solo me ensaño en mi postura hasta decibelios innecesarios, sino que no escucho, no me importa lo que el otro piensa: es solo una batalla porque la otra pobre persona razone y entienda lo que YO pienso, y por supuesto piense lo mismo.

que prospecto, no?

lunes, 7 de febrero de 2011

como todo lo que imagino, había decidido dejar atrás todo eso, todo lo que me molestaba, todo lo que me hacía mal, todo lo que de todos modos había pasado, y no había como deshacer...
pero como siempre, esta bendita tecnología cagadora de vidas volvió a cachetearme y recordármelo.
ahí estábamos, yo y la pantallita.
ahí estaba la pantallita de colores.
ahí estaban los colores que no quería ver...

pero eran reales. así que los vi, los miré, y decidí guardarlos, de puro masoquista no más, llorar hasta el ahogo, pedir por ayuda, negarme a recibirla y seguir llorando. hasta que se me pase. y vuelva a llorar.
"For you, I'd give up all I own
And move to a communist country
If you came with me, of course
And I'd file my nails so they don't hurt you
And lose those pounds, and learn about football
If it made you stay"

ponele que a cuba no voy, pero a vos tampoco te interesa.
por lo demás, definitivamente:
-aprendo a ver fútbol o quedarme callada mientras lo veas.
-aprendo por lo menos a patear "la redonda" si aceptas enseñarme.
-aparto los tacos de tu vista y de mis pies.
-te muestro lo que aprendí y te convenzo de que se me ocurrieron a mi.
-te muestro lo que aprendí 5 veces a la semana.
-dejo de exigir dedicatorias románticas, paseos bajo la luna y toda cursilería semejante.
-acepto que la única forma que conozcas del romanticismo sean las rosas.
-no pretendo que hablemos por teléfono.
-no gritar, pensar antes de hablar, y borrar las frases repetidas que te molestan, de mi boca.

y cambio quiero:
-mis dedos en tu pelo otra vez (aunque suene a frase armada)
-hacer sillón hasta el noni.

gratis no era...
si, en realidad tengo ganas de irme y subir al arco iris.
en  realidad tengo ganas de subir al arco iris.
en realidad no voy a hacerlo porque tengo miedo.
en realidad tengo miedo de que me guste.