miércoles, 11 de enero de 2017

cámaras rusas

Me acuerdo de vos. Decías que ibas así con todo, o no ibas y que dure lo que tenga que durar. Para mí era demasiado, yo no podía con eso. Y nunca me dejé ser. Los dos sabemos que siempre tuve miedo.

Sigo esperando saber de vos, aún sabiendo que soy ya la que tiene que aceptar el café que me invitaste. Pero estoy llena de "yo que sé".

Me acuerdo de vos. Pero ya no se si lo que recuerdo fue así o el Photoshop de la memoria hizo de las suyas otra vez, agrandando las tetas y afinando la cintura de la vedette de mis recuerdos: vos.

Sigo esperando saber de vos para ver si me acuerdo de vos, de mi, de los dos o de ninguno. Leí que vos por tu parte me recordás un poco "casi todos los días" aunque sea "por suerte un poco menos."

Me acuerdo de vos, no me voy a olvidar aunque algunas veces empiece las oraciones con un "¿Te acordás de...?" como haciendome la boluda.

Me acuerdo de vos. Te vi hace poco y estabas increíble. No sé lo que tocaste pero funcinó y fui feliz como 48hs después, sin interrupción y por causa de ese encuentro. No atiné a preguntarte nada, llena de nervios felices de esos que contraen las mejillas y dejan a la vista todos los dientes.

Sigo esperando saber de vos, por otra casualidad, porque aunque dije que yo me encargaba de que parezca un accidente no soy tan habilidosa y sigo dependiendo de la suerte que nos encontró una vez a la luz de un farolito.

viernes, 26 de agosto de 2016

agua y aceite

Es un amor inexplicable el que nos une. Un amor que no va de contarle mis problemas y escuchar los suyos. Es un amor que abraza y sonríe, besa fuerte como tía vieja, acaricia la cabeza con paciencia, y duerme a mi lado como oso de peluche.
Los latidos de aceleran de calma con saber que sus latidos van a estar cerca pronto.
Todo ese amor de cosa simple. Amor al cielo y la ola, y vos y yo, porque ellos nos tocan.
El aceite, sobre el agua, flota.

lunes, 15 de agosto de 2016

all you need is touch II

Salgo de la ducha. Me seco el pelo. Desnuda, te pienso. Detengo las manos un instante antes de intentar sentirte.
Mi desnudez quiere la tuya. Mi mente está bien a solas. Mi alma se basta a ella misma. Pero mi cuerpo, ah! Mi cuerpo! 

Mi cuerpo no se conforma con que lo toque el aire. Como si se me fuera cargando con cada hora que pasa, y se descargara con el solo contacto de otro cuerpo. El tuyo. 

viernes, 12 de agosto de 2016

de donde vengo y hacia donde voy

Me gustan cada vez más zurditos.
Eso en familia de derechas es quilombo en puerta.
Ampliaremos

miércoles, 10 de agosto de 2016

anoche soñé contigo II

Anoche soñé contigo. Pero no soñaba con tus manos o tu lengua. No soñaba con tu voz o tus abrazos.
Soñaba con esa calidez de nido que me diste y hoy reconozco de nuevo, en otro humano.
Soñaba con ese abrazar sin miedo, ese besar con ganas, con ese estar en la cama.
Soñaba con un calor que se repite de una forma extraña e inesperada. Que se repite y es otra en realidad. Es una calidez que me canta y encanta.
Vos no estás y empiezo a pensar que nunca estuviste, que te inventé yo, que no volviste. Que sos la calidez de nido con la que mi mente y mi cuerpo te recuerdan. Que sos un alma que me cuida en distintos cuerpos, que cuando necesito me invento.

martes, 9 de agosto de 2016

anoche soñé contigo

Después de tanto tiempo viniste a mi tan vívido que da miedo.
Da miedo de tan vívido.
Da miedo después de tanto tiempo.
Viniste y eso da miedo.