martes, 23 de noviembre de 2010

lunes, 15 de noviembre de 2010

hechizo

Entre brebajes y humo emprendieron el viaje. Sin un destino claro, pero de retorno lento y doloroso. Sin llegar a un punto exacto, solo paseando por ese lugar distante y ajeno. Yendo solo para después volver. Algunos quisieron quedarse, en el baile, con los elfos, y las hadas de alas cuarteadas por la luna y el rocío. Y otros encontraron el sinuoso camino de vuelta al pantano espeso, donde un señor de galera les decía que hacer, y ellos obedecían, refunfuñando.

domingo, 14 de noviembre de 2010

corriente

No lo sabía. Como el reflejo de agua engaña los sentidos, hasta creer que corre en la dirección contraria. Como ese frío que llega a la piel, no se sabe de donde. Así supo que nada era cierto, que ella misma era su peor mentira. Que siempre había sido verdadera, hasta el momento en que se propuso serlo.
Con la dificultad de cambiar el sentido de un río, podría corregir sus errores. Con la frialdad de ese aire que llega de alguna parte a perforar la piel hasta la carne, podría seguir.
-"¡Maldito río! ¡Maldito frío! Creí contenerlos y me tenían!"-sospechó.
Caminó con la fijación de quien pretende desandar lo andado y empezar de nuevo. Derritió su escarcha una brisa de odio. Le secó las alas un paño de desamor. Hueca como una aceituna, se dirigió al encuentro de aquel saco de huesos y turbulencia, para decirle:
-"Pudiste advertirme"

mi mentira

Soy ella para ellos, y un poco mas yo para vos. Ellos no quieren mi yo. Yo en realidad no quiero con vos. Pero sos mi "soy yo" como quiero y no pedís lo que doy.
Y yo no pido tampoco. Solo sabes ser para mi. Mentir con la lengua, los ojos y las manos, en silencio.
Mentimos en pares dispares, en círculos eternos y cajas sin luz.

cristal

¡Rabia! ¡Asco! Odio. Preocupación. Y la luz... Y notar que importa demasiado. Querer callar esa vocesita que sabe algo que ignoro. Quiero seguir sin saberlo, no quiero que me lo diga.
No me hubiera molestado querer, quererte, quererlo... si me hubiera querido querer como yo. Ni mas ni menos. 
Demasiada pretensión apuntando al vacío contenido en una piel. Demasiado calor para el hielo.