lunes, 15 de noviembre de 2010

hechizo

Entre brebajes y humo emprendieron el viaje. Sin un destino claro, pero de retorno lento y doloroso. Sin llegar a un punto exacto, solo paseando por ese lugar distante y ajeno. Yendo solo para después volver. Algunos quisieron quedarse, en el baile, con los elfos, y las hadas de alas cuarteadas por la luna y el rocío. Y otros encontraron el sinuoso camino de vuelta al pantano espeso, donde un señor de galera les decía que hacer, y ellos obedecían, refunfuñando.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario