lunes, 29 de junio de 2015

lunes

Los lunes deberían ser de medio horario… de la última mitad. Levantarse despacio, con tiempo de desperezarse, desayunar mirando para afuera, y encarar tranqui, sin apuro, casi con un poco de placer de no tener que correr, hacia no se dónde, para hacer no se qué, que le importa a no se quién. Y llegar despacio, y saludar despacio, y hablar despacio, y mirar despacio, como juntando ganas muy de a poco. Y reírse despacio de la rutina. Muy despacio, cosa de que no se de cuenta.

jueves, 4 de junio de 2015

insuficiencia cardíaca

Eso tengo... un corazón insuficiente, incapaz
Check
Check
Check
Check
Check
Check
Check
Check
Check
Check
Check
Check

Pero aún así...