martes, 25 de enero de 2011

blender

-...llega un momento en que las conversaciones son como un viento arremolinado...
como una licuadora, ponele...
da vueltas, vueltas vueltas... te chupa y te destroza.

(las reflexiones con La Diva siempre son así....)

2 comentarios:

  1. entre 2 es bravo el efecto licuadora.
    Hay uno que es cuchilla
    y otro que siempre termina hecho jugo.
    y que se termina yendo
    porque no sabe donde ya.

    ResponderEliminar