martes, 8 de marzo de 2011

una y otra vez

Tengo esta imagen recurrente, de mi espalda en contacto con tu pecho, de tus manos en una caricia tierna, y una respiración parecida a un suspiro. 
Quiero imaginar de donde viene o a donde va. Sé que no es un recuerdo. Quisiera que fuera un vaticinio. 

2 comentarios:

  1. Eso es algo que hubiera escrito yo, te aplaudo de pie, realmente me identifiqué mucho.
    Pero en mi caso no es un vaticinio, es un recuerdo. En mi opinion, hay dos tipos de recuerdos:
    El primero son esos que te dan escalofrios, que te hacen reir aún estando solo, y que te recuerdan que, al menos por unas horas, vale la pena vivir. salidas con amigos, acontecimientos familiares, conversaciones de pareja, incluso un "feliz cumpleaños, te quiero" de una persona especial.
    Y esto que describiste vos (que, repito, se adapta completamente bien, con una exactitud increible a una experiencia mia no muy lejana)forma parte del segundo tipo de de recuerdos. Esos que hacen que se te acumulen lágrimas abajo de los parpados, que te hacen temblar de antiguo regocijo, que hacen que cierres los ojos y te quieras teletranspotar a ese momento otra vez, esta clase de recuerdos son los que te hacen sentir que fracasaste. que perdiste aquello por lo que vale la pena vivir, y también morir.

    ResponderEliminar
  2. uh, si a mi esto que no es recuerdo me deja así, no quiero imaginar que lo fuera!

    ResponderEliminar