viernes, 1 de septiembre de 2017

Me acuerdo de esa noche. Me dijiste que te faltaba una red que te sostenga si caías. Me tomé un taxi para abrazarte. No podía ser red y cuanto menos compartirte la mía.

Se me rompió.

Dicen que me acuerdo de vos en los peores momentos. Yo sé que no es así, pero esta vez coincide.

Se me rompió. No es igual a no tenerla, no estoy en tu lugar, pero de alguna forma estoy más cerca. Si me caigo ya no sé si aguante. Creo que si me caigo nos vamos todos, acróbata y red, a toda velocidad al fin del abismo. Que ironía, porque ya me siento ahí, en el fondo, y sin embargo todavía queda por caer.

Caer nunca me hizo gracia, nunca fue el plan, así fuera sobre un apretado entramado de cuerdas. Pero ahora es más que no querer y el orgullo de seguir en pie. Es saber que si caigo no es sola.
Mi único mérito comprobable es mantenerme con vida y ya no sé por cuanto. 

1 comentario:

  1. y me sigo repitiendo, ahora con vallejo:
    "me gusta la vida, asi sea de barriga..."

    abrazo

    ps: hay muchas redes... hay que ver con que se trenzan...

    ResponderEliminar