martes, 23 de enero de 2018

simple y sin metaforas

Hoy llamó de nuevo. Bueno, lo llamé yo después de su "Podés hablar?".
"No será otra vez que no puede abrir WhatsApp en la compu" esperé, parecía algo serio. Pero no, sólo un escalón generacional entre lo importante y el respeto dramático. Y no, no era WhatsApp, era Spotify.

Tres llamadas... La primera fue por Facebook.
Nunca para saber cómo estamos.

Me repito que es práctico.

Me siento sola.

1 comentario:

  1. La única llamada que recibí en todo enero en mi teléfono móvil fue de un número equivocado.

    La soledad tiene muchas formas.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar