martes, 14 de febrero de 2012

inconclusiones

La ciudad de siesta,
apenas parece latir.
Ciudad casi muerta,
nadie se anima a salir.

Esperaba hoy me sorprendas,
pero nada va a cambiar,
lo que calles hoy, no lo decís mañana,
voy a seguir pensando en qué pensás,
es mejor no esperar nada, nada das.

Para escribir hay que leer,
para cantar hay que escuchar,
para recibir hay que dar;
querer, desear, soñar,
imaginar, añorar, anhelar,
siempre esperar, y dar,
siempre esperar...

6 comentarios: