domingo, 14 de agosto de 2011

¿en que pensabas?

En defensa de una estupida idealización, convertiste tu vida, nuestra vida en un insulto al concepto de familia.
Protegiendo tus ideas ideales derrumbaste lo que querías armar.
Pretendiendo ser el rey de tu reino, el dueño de tu casa, perdiste el respeto del ser amado, y la autoridad te la armaste a gritos.
Convertiste el miedo en tu modelo de conquista, luchando, siempre peleando por más de lo que cualquier hombre puede pedir.
Deberías, de tanto en tanto, agradecer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario